La tampografia es un proceso de reproducción relativamente joven.  Consiste en una placa metálica o plástica, revestida de una emulsión fotosensible, donde se grava una imagen mediante un proceso químico, formando un grabado, esta placa es cubierta de tinta i barrida por una cuchilla, posteriormente un  tampón de silicona presiona sobre la placa para recoger la tinta del grabado i transportarlo sobre la pieza que será impresa por contacto.  

Actualmente este sistema es muy utilizado para el marcaje de piezas industriales i de publicidad.